Qué gusto daría regular la movilidad de las personas a través del transporte público si fuera posible excavar túneles, prolongar líneas y edificar estaciones tal y como se hace en cualquier juego SimCity; en el que, además, el dinero no es un problema. Sería magnífico, desde luego, aunque la cruda realidad pasa por muchos obstáculos, y no son sólo las comunidades de vecinos que protestan por el ruido de los trenes al pasar.

El comienzo de cualquier gran proyecto de movilidad pasa por los denominados Planes Directores de Infraestructuras, o PDI. Al ojear uno por primera vez crean una sensación muy agradable, de satisfacción al comprobar que se van a hacer muchas cosas con nuestros impuestos. Aunque tarda poco en desvanecerse y  pronto se transforma en un suspiro de incredulidad. La ambición está reflejada en cada plano, en cada trazo que indica sobre el mapa que por ahí pasará un tren, un tranvía o un metro. El PDI 2011-2020 que aprobó la Generalitat de Catalunya hace ya 5 años es un buen ejemplo de ello.

En proyecto vs. En servicio

El suspiro de incredulidad ante un PDI tiene su explicación en la proporción de obras que se proyectan y las que finalmente dan un servicio a los usuarios. Según el PDI 2011-2020 aprobado por la Autoritat del Transport Metropolità, el organismo público dependiente de la Generalitat que gestiona el transporte en Cataluña, en el área de Barcelona deben llevarse a cabo las siguientes tareas antes de la próxima década:

Red de metro de TMB

  • Prolongación de L1 entre Fondo y Badalona Pompeu Fabra.
  • Prolongación de L1 entre Hospital de Bellvitge y El Prat Estació.
  • Prolongación de L2 entre Sant Antoni y Parc Logístic.
  • Prolongación de L3 entre Trinitat Nova y Trinitat Vella.
  • Prolongación de L3 entre Zona Universitaria y Sant Feliu de Llobregat.
  • Prolongación de L4 entre La Pau y La Sagrera.
  • Tramo central de L9/L10 entre La Sagrera y Zona Universitaria.
  • Ramal de L10 entre Gornal | Can Trias y Zona Franca.

Red de FGC

  • Prolongación de S1 entre Terrassa Rambla y Terrassa Nacions Unides.
  • Prolongación de S2 entre Sabadell Estació y Ca n’Oriac.
  • Prolongación de L12 entre Reina Elisenda y Finestrelles.
  • Prolongación de L8 entre Plaça Espanya y Gràcia.
  • Nuevo túnel entre Plaça Catalunya y Sant Cugat via Horta.

Red de TRAM

  • Conexión de las redes Trambaix y Trambesòs por la Diagonal.
  • Nuevo trazado de T3 entre Pont d’Esplugues y Sant Just Desvern.
  • Prolongación de T3 entre Sant Feliu y Quatre Camins.
  • Prolongación de T4 entre Gorg y Port de Badalona.
  • Prolongación de T4 entre Ciutadella y Estació Marítima.
  • Prolongación de T5 entre Glòries y Urquinaona.
  • Nueva línea entre UAB, Cerdanyola, Ripollet y Montcada.

Red de ADIF

  • Duplicación de R1 entre Arenys de Mar y Blanes.
  • Nuevo acceso Aeropuerto T2 y Aeropuerto T1.
  • Duplicación de R3 entre Montcada y Vic.
  • Soterramiento del trazado de R2 en Montcada.
  • Nueva línea entre Castelldefels, Cornellà y Zona Universitària.
  • Nueva línea orbital entre Mataró, Granollers, Terrassa, Martorell, Vilafranca y Vilanova.
  • Nuevo trazado entre Sants Sur y Hospitalet de Llobregat.
  • Soterramiento del trazado en Sant Feliu de Llobregat.
  • Reforma de estaciones y otras actuaciones.
Actuaciones previstas en el PDI del área de Barcelona 2011-2020.

Actuaciones previstas en el PDI del área de Barcelona 2011-2020.

Escritas y sobre plano, esta retahíla de obras conforma un paquete de soluciones grande para la movilidad en el área metropolitana de Barcelona. No obstante, la ambición -o la situación económica, o la voluntad política, como se le prefiera llamar- hace imposible que en cuatro años se haya avanzado en todas ellas hasta el punto que marca el plan. Cabe preguntarse, pues, hasta qué punto es necesario marcar tantos objetivos si no es posible cumplirlos. La reflexión es acertada teniendo en cuenta que, según el PDI, en 2020 tienen que estar terminadas 5 de las 29 actuaciones por realizar; y de esas 5 sólo una está terminada (S1 entre Terrassa Rambla y Terrassa Nacions Unides), dos están en proceso (L10 entre Gornal | Can Trias y Zona Franca, y S2 entre Sabadell Estació y Ca n’Oriac) y otras dos no se han ni iniciado (L4 entre La Pau y La Sagrera y tramo central de L9/L10).

Las próximas inauguraciones

No queda mucho pero todavía hay tiempo para cumplir con algunas de las obras pendientes antes de 2020. La primera es la puesta en funcionamiento de la L10Sud. En febrero de este año la L9 conectó con la T1 del aeropuerto de El Prat pero el ramal que tiene que servir a la Zona Franca quedó fuera de los planes de la Generalitat. Este verano, finalmente, se reactivaron las obras después de que, tanto el Ayuntamiento de Barcelona como el Departament de Territori, aprobasen las inversiones para terminarlo (unas partidas de 38 y de 44 millones de euros, respectivamente). El conseller a cargo de este Departamento, Josep Rull, estima que la puesta en funcionamiento de la L10Sud tendrá lugar en 2017. La culminación de la obra sumará unos 10 kilómetros de vías que unirá las estaciones de Gornal|Can Trias y Polígon Pratenc con 10 nuevas estaciones: Provençana, Ildefons Cerdà, Foneria, Foc Cisell, Motors, Zona Franca|Litoral, Zona Franca|Port, Zona Franca|ZAL, Zona Franca|Nova ZAL y Polígon Pratenc (esta última aún tiene el nombre por confirmar).

La segunda inauguración que tiene posibilidades de cumplir con el calendario del PDI es la prolongación de la línea S2 de Ferrocarrils en Sabadell. El 12 de septiembre entraron en funcionamiento las dos nuevas estaciones del nuevo trazado por la ciudad valleasana: Can Feu|Gràcia y Sabadell Plaça Major (en substitución de Sabadell Estació y de Sabadell Rambla). El siguiente paso es llegar hasta Ca n’Oriac, situada al norte, a través de las paradas de Creu Alta y Plaça Espanya (con enlace a la línea R4 de Rodalies). La previsión del Govern es que la puesta en marcha de las nuevas estaciones en Sabadell suponga un aumento de pasajeros del 20%, aunque la cifra puede ser superior tal y como ha ocurrido con las cifras de la prolongación de la S1 en Terrassa, que superaron las expectativas según la Generalitat. En la primavera de 2017 quedará resuelta la incógnita, fecha en la que está prevista la entrada en servicio de la prolongación.

Todavía hay dos trabajos pendientes para 2020 dejando a un lado los ya mencionados: la L4 entre La Pau y La Sagrera, y la L9 entre La Sagrera y Zona Universitària. No obstante hace muchos meses que no se conocen noticias al respecto por lo que no hay razones para pensar que en 2020 Metro de Barcelona tendrás más estaciones que las de la L10Sud.

Un PDI que no olvida al transporte por carretera

Cuando hablamos de inversiones en infraestructuras para el transporte público solemos olvidar una modalidad que no deja de ser importante en las grandes ciudades. Los autobuses urbanos pero sobre todo los interurbanos suplen las carencias del ferrocarril, que no puede llegar a todos los sitios. Por ese motivo el ATM ha incluido un grupo de actuaciones para mejorar la movilidad en autobús. En concreto del PDI se pueden sacar 3 propuestas:

  • Creación de nuevas paradas junto a los grandes intercambiadores de metro o Cercanías ya existentes.
  • Creación de nuevos carriles bus en las vías de acceso a la ciudad (en la C32 Sud y en la C31 para entrar por Gran Vía, y en la B23 para entrar por la Diagonal).
  • Construcción del nuevo intercambiador Diagonal Oest, para dar servicio al distrito de Les Corts en el que se concentra gran parte de universidades y áreas de negocio próximas a la plaza María Cristina.

Será necesario esperar un tiempo para comprobar si se ha cumplido todo lo que ha dictado el PDI del área de Barcelona para reflexionar sobre si prevalece la voluntad por fomentar la movilidad o si, por el contrario, la ambición de construir ciudades en un juego.


Averigua más información sobre el Plan Director de Infraestructuras en la página web de la Autoritat del Transport Metropolità del área de Barcelona.

Accede a un vídeo sobre la prolongación de la línea S1 de Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya entre las estaciones de Terrassa Rambla y Terrassa Nacions Unides.