Adif y Renfe volverán a unirse en una sola sociedad. El modelo del gestor ferroviario por un lado y el operador de transporte por otro creado en 2005 no ha funcionado. La enorme deuda de Adif y su dependencia exclusiva del canon que le cobra a la propia Renfe por el uso de las vías y estaciones ha derivado en una desventaja competitiva que, con la liberalización del transporte ferroviario en 2020 en la UE, se puede agravar. Para atajar esa situación, el Ministerio de Fomento ha iniciado los trámites para que Adif y Renfe se vuelvan a unir en un solo holding público.

El plan del Ministerio de Fomento, que ya ha sido comunicado a los sindicatos tanto de Renfe como de Adif, recupera el modelo anterior pero con una estructura de holding, y con cuentas separadas de las dos sociedades, con el fin de seguir cumpliendo los requisitos previstos en la nueva legislación europea (el llamado cuarto paquete ferroviario), de forma similar al modelo aplicado por Francia y Alemania, informaron en fuentes sindicales.

La enorme deuda de 16.000 millones de euros que acumula Adif por las costosas inversiones de las líneas de AVE han provocado que en los últimos años el gestor haya aumentado considerablemente los cargos que le cobra a Renfe —prácticamente su único cliente—, en detrimento de la competitividad del operador público. El último capitulo de esta batalla fue la propuesta de Adif de aumentar el canon por el uso de las vías a Renfe para 2017 en un 15%. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) dio la razón al operador de transporte de viajeros y consideró desproporcionada esa subida, limitándola a un 4,2%

Desde ambas empresas públicas se guarda silencio al tiempo que se insiste en que se trata solo de una evaluación preliminar para una posible fusión de cara a 2020, pero que no existe aún ningún plan determinado trazado.

Guerra fratricida

El nuevo ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, cree que esa guerra fratricida no beneficia al sector ferroviario español de cara a la liberalización del transporte ferroviario en la UE en 2020. Francia y Alemania, con el modelo de holding único, han blindado mejor que España a sus operadores SNCF y Deutsche Bahn, respectivamente, de cara a posibles competidores cuando tengan que abrir sus vías.

El plan de Fomento, que ya barajaba la anterior ministra, Ana Pastor, deja además la deuda de Adif fuera de las cuentas públicas, una de las exigencias del Ministerio de Hacienda que no quiere sumar nuevas preocupaciones a su objetivo de déficit.

De la Serna ha encargado a los presidentes recientemente nombrados por él en Adif, Juan Bravo, y en Renfe, Juan Alfaro, que pongan en marcha la maquinaría jurídica para hacer realidad esa integración cuanto antes. El propio Bravo ya ha tenido una reunión con los sindicatos de Adif para comunicarles los planes de Fomento, según fuentes de CC OO.

El modelo del holding con dos sociedades mantendría los requisitos comunitarios de la liberalización ferroviaria, porque Renfe y Adif mantendrían cuentas separadas, sin posibilidad de que el déficit de una de ellas se compensara con los fondos de la otra, y con tarifas ajustadas y transparentes.


 

Imagen de cabecera: EFE

Accede al artículo original publicado por El País aquí.